13 de octubre de 2011

Painful.

 - Se suponía que tú ibas a salvarme. Que me cuidarías. Que tú me guiarías hasta la luz, no que me hundirías más en la oscuridad. Lo tenías todo, tenías esa fuerza. Yo creía en ti. Creía que estarías aquí siempre. Ibas a traerme el equilibrio, a mi mundo. A nuestro mundo. ¿Por qué ahora esto?

 - Te odio.



 - Yo te quería...

6 comentarios:

Dani/y dijo...

Jamás nadie se sintió tan identificado con Obi-wan como yo ahora mismo.

Equis de Silencio dijo...

Algo así quise hacer yo hace un par de semanas, en el blog, pero se me pasó xDD

Un día te lo copiaré

Мaяtuxx dijo...

Pues espero que se te pase esa sensación... :S

Мaяtuxx dijo...

Sabes Dani? Discrepo contigo en lo de que cuando ya no sabes a donde ir es mejor limitarse a caminar y asi no te pierdes:) No sé, quizás soy rara o algo por el estilo, pero si me quedo sin camino o me pierdo yendo por este, me gusta buscarlo de nuevo y buscar nuevos caminos en vez de limitarme a caminar. Creo que nunca hay que limitarse a algo, y que aunque quizás el término más apropiado para los de mi entrada, no es cobarde, si que pienso que no arriesgarse para conseguir lo que uno quiere es de cobardes. La gente no es de una forma, se comporta como tal:)
Me alegra de verdad que mi entrada te haya hecho pensar, es lo que pretendo con cada una de ellas;)
Saludos!

La chica de los sueños de cristal dijo...

Promesas de salvación... promesas de "siempre a tu lado"... pero mucha gente se olvida de cumplirlas. Un beso

Мaяtuxx dijo...

Ey Dani, no conocía la regla de las tres A's pero me ha gustado, sobre todo porque tiene sentido. El odio es inevitable y no siempre insano, los celos tendrían que haber desaparecido pero ahí siguen machacando en cuanto a la culpa ¡Desearía conocer un remedio! Y si lo encuentro te juro que te lo paso:)

Publicar un comentario

Cómo triunfas,Dani,te están dejando coments.