15 de noviembre de 2011

Heal

Sí, Dani. No me conoces, pero yo lo sé todo sobre ti. Déjame presentarme...

Soy la gravedad que cada día te hundía más. Soy la frustración que aparecía en días de felicidad. Soy la ira que no podías controlar. Soy el llanto que nadie podía consolar. La herida que nunca veías sanar. Y la impotencia que no te dejaba avanzar. Soy tus gritos, que nadie podía escuchar. Soy el que rechazaba las manos de todo el que te quería ayudar. Yo soy la razón por la que de noche no podías descansar. Y la causa de que te doliera despertar. Soy el que, en vez de reir, te hacía llorar. Soy los buenos recuerdos que ahora te duelen al recordar. 

He sido tu fuerza y vida. Todo este tiempo. 

Ya no aguantaba más tenerme en secreto. Esto es una despedida. Me voy. Ya no eres tan fácil de manipular. Ahora puede que seas mejor persona, que puedas llevar una vida normal y disfrutar de todas las cosas pequeñas como hacías antes de que te encontrara. Me lo agradecerás algún día. Porque cada segundo que aprecias ahora mismo lo haces gracias a mi. Porque yo fui el que te rompió, y gracias a mi ahora sabes repararte. Soy la enfermedad que te ha inmunizado. Quiero ver cómo te va sin mi.

Y ahora que me conoces, te puedo decir que ya nos veremos. Búscame cuando no sepas ver qué tienes o qué ha quedado en tu vida.
Destrozarte de nuevo será un placer.


Estás curado...

3 comentarios:

obiJUANkenobi dijo...

Te piras????

Merche Owl dijo...

:)

Мaяtuxx dijo...

No había leído esta entrada, por lo menos te has librado de todo eso no? Que sensaciones más horribles normal que lo pasaras mal, obviamente no es NADA agradable que te destrocen aunque sea por dentro, espero que te siga yendo bien! :)
Unbesito dani

Publicar un comentario

Cómo triunfas,Dani,te están dejando coments.